1 mar. 2011

LAS PEORES DE LA NOCHE

Lo cierto es que no se puede negar que en la noche de los oscars, se respira dinero y cuentas bancarias llenas, pero cada vez, año tras año nos damos cuenta de que el gusto es imposible de comprar. Os dejamos con los peores modelitos de la noche:


Empezamos por Jennifer Lawrence con un vestido de Calvin Klein collection que la hacia parecer Pamela Anderson en los vigilantes de la playa. ¿Donde está el flotador Jennifer?



Marisa Tomei iba con un vestido de Lily et Cie 1950. Tendrá años, pero desde luego no es nada bonito parece que la Tomei está un poco perdida ultimamente, y la gente flipa alrededor, sino mirad las caras de la gente de detrás... y esos pendientes...



Sin duda las que más nos ha sorprendido para mal es Scarlett. POR FAVOR SCARLETT CON LO QUE HAS SIDO TU!! Se nos presentó con un vestido de Dolce&Gabanna color morao berenjena, que combinado con ese pelo despeinado, que en ocasiones parece que acaba de despertarse, da el resultado de un cockail mortal.



Jennifer Hudson pensó, "Uy pues mira, me gasto un pastón en Versace y listo, pero nada, ni con esas. Un vestido color butano, un pelo que chorrea laca por todos lados y un corte que parece más de la princesa del pueblo que de una actriz de Hollywood. Ese pelaco tiene pinta de pelucón por los bordes. y con esa cremalleras en el lateral



Por fin llegamos a nuestra "representante", pero representandonos así, mejor que se quede en casa. Nos recuerda a los tiempos mozos de Salma Hayek. Es completamente normal que no se haya recuperado el tipo, pero por eso mismo, elige un vestido que se adapte a tu figura, y no pretendas meterte en un vestido que te hace parecer un pimiento morrón! El vestido era de L'Wren Scott.



Melissa Leo se despertó, cogió un avión a Madrid, se presentó en mi casa, robó la colcha de la cama de mis padres y se hizo un vestido con ella. Corrió otra vez a Barajas y se presentó en la gala de los oscars. Es un vestido raruno raruno, pero aún así sería a la única que perdonaría, que la pobre se pegó un pateo viniendo hasta Madrid.



Nuestra queridísima Helena Bonham Carter, no tiene la culpa de estar aquí. La verdad que ella estaba perfectamente vestida y peinada para los oscars de los años 80, pero la pobre no se ha dado cuenta que estamos en el 2011. Casi iba mas mona en Alicia en el pais de las maravillas. El vestido es de Colleen Atwood. Y no os perdais lo mejor, una banderita de Inglaterra en la media... no comments



La chica de botox tampoco nos decepcionó. Estaba perfecta para ser la comidilla de todos los blogs criticando su estilismo. El vestido que parecen trozos de un traje de luces de un torero lavado en lejía, con el hilo dorado le otorgan el topten de lo más horroroso de la noche, y esa sandalia-zapato rojo que deja entrever es aún más feo. El corte del vestido es realmente raro la verdad. Parece mentira que sea de Dior. ¡Que pena por dios! El botox está inundando su cerebro. ¡UN MEDICO!


1 comentario: