19 oct. 2010

¡Pero cómo hemos cambiado!


Pues si chicos, no solo por nosotros pasan los años. Los famosos también fueron más guapos y delgados en otra época. Aunque en algunos casos, la edad les ha sentado bien. En cualquier caso, la obsesión por las dietas y la cirugía estética han provocado muchos cambios allá por esos barrios.

Uno de los casos más dramáticos es el de Nicole Kidman, esta joven pelirroja de labios finos, se convirtió en un sex symbol en los noventa. Sin embargo, en los últimos años, su mejor amigo, el botox, la ha traicionado de forma muy, muy cruel.



Otro icono sexual de los noventa, Mickey Rourke, que pasó de ser atractivo a … (no sabemos como describirlo)


Leonardo DiCaprio comenzó en el cine como un niño algo afeminado para convertirse en un madurito entrado en carnes.


Al contrario que su compañera de barco, Kate Winslet, que de chica corriente y moliente se ha transformado en una elegantísima y bellísima madurita, como ya quisieran muchas.


Otro ejemplo de “vecinita de al lado” absolutamente transformada es el de Megan Fox, que tras muchas visitas a “Chapa y Pinturas Manolo”, se ha metamorfoseado en otra persona, que no reconocemos en absoluto. ¿Buscamos las siete diferencias?


Por último, y para demostrar que al igual que la Winslet, no todos vamos a peor, os presentamos a Eric Dane, super-médico en Anatomía de Grey. Que si antes era feo, ahora … ¡Que me den dos!

1 comentario: