8 oct. 2010

Ya hemos visto Wall street. El dinero nunca duerme.



TBP ya ha visto "Wall Street. El dinero nunca duerme" y aunque el título pueda parecer correcto, no sabemos si Wall Street dormirá o no, pero la película bien nos hace caer en un profundo sueño.

En esta ocasión Shia Labeouf no está rodeado de robots asesinos como en "Transformers", pero sí de momias adineradas como Michael Douglas. Al carro también se suma Carey Mulligan, que de manera desaprovechada protagoniza las escenas más dramáticas de la película, aunque como decimos, con los dotes interpretativos de la actriz, se podría haber sacado mucho más partido a la joven promesa.

2 horas de películas que bien podría ser más corta, suprimiendo muchas escenas que no son determinantes para la trama. Oliver Stone, sigue tratando temas de política y catástrofes americanas, como ya hizo con "World Trade Center" o "J.F.K" y como director,en esta película,consigue plasmar un ambiente donde el dinero y el poder están en el aire, en Wall Street si, aunque no sabemos si estamos en Nueva York o en Pekín, ya que no se enseña, hasta el final, ninguno de los edificios emblemáticos de la ciudad, pero desconocemos el porqué.



Lo mejor: Carrey Mulligan
Lo peor: La duración y la trama corriente.




No hay comentarios:

Publicar un comentario